Corazón Classic Match de Esperanza e Ilusión


El Real Madrid organizaba una vez más, siendo ya la novena edición, el Corazón Classic Match, un encuentro benéfico entre las leyendas del Real Madrid y, en este caso del Arsenal


Cada año el CCM hace que uno de los clubes más grandes del mundo deje a un lado el futbol, los estratosféricos fichajes y toda la capitalización del futbol, para centrarse en lo más importante: la salud, concretamente la salud infantil.

Un partido para todos, donde los pequeños de la casa pueden pasar una jornada familiar, asequible y emotiva, donde el principal motivo es rendir homenaje a los niños que más lo necesitan. Con este fin la fundación Real Madrid destina todo lo recaudado a los proyectos de dicha fundación dirigidos a los pequeños más vulnerables, y a las asociaciones colaboradoras que se encargan de llevar a cabo esta labor.

Leyendas del calibre de Raúl González, Roberto Carlos, Butragueño, Gabriel Pires, Anelka etc. Se ponían a disposición de todas las familias madridistas que asistieron al Santiago Bernabéu.

En el ambiente se podía percibir la fiesta, inundada por el jolgorio y la energía de los sectores más benjamines. La grada en si era una celebración, repleta de canticos, de olas humanas que surcaban el campo de lado a lado y de ovaciones constantes a los veteranos jugadores; al fin y al cabo, una fiesta plagada de ilusión.

Las leyendas serían las siguientes:

Real Madrid: Contreras, Dudek, Roberto Carlos, Pavón, Riviera, Julio Cesar, Llorente, Butragueño, Raúl, Verdasco, Alfonso, Baptista, Morientes, figo, Seedorf, Amavisca, Guti, Xabi Alonso, Karembeu, Arbeloa, Fernando Sanz y Solari.

Arsenal. Seaman, Cygan, Winterburn, Limpar Pires, Anelka, Louren, Pelour, Petit, Grimandi, Upson, Boa Morte, Campbell, Almunia, Eboue y Aliadriere.

El partido comenzaba y, a pesar de ser un partido benéfico con futbolistas veteranos que no se jugaban nada, la competitividad, y las ganas de ganar, de marcar goles y de deleitar a la afición, se encontraba presente en cada jugada.

El Real Madrid ejercía una fuerte presión, lo que le llevó a recuperar un balón en medio campo, que acabaría en un gran cabezazo de Raúl, tras un magnífico centro de Roberto Carlos y que convertiría el primer gol de la noche. El estadio se derrumbaba y el capitán del Madrid hacia su típica celebración, que tantas veces hemos visto en el fortín blanco.

El partido se ponía algo interesante y Boa Morte, a la contra, hacía el gol del empate para el equipo gunner, aunque no por mucho tiempo, ya que en el minuto 20´ de partido Guti volvía a desequilibrar la balanza.

Una vez en la segunda parte los cambios se sucedían, hasta seis cambios seguidos hacia el Madrid, mientras que el Arsenal lo tenía algo más complicado, debido a los dos lesionados de la primera parte, y a que los ingleses tenían seis menos futbolistas que los merengues. 

Para ajustar números, Julio Baptista (que a lo largo de su carrera como futbolista también jugó en el Arsenal) se puso una camiseta roja y salió con el Arsenal. De poco le sirvió esto a los gunner, que no consiguieron hacer que el marcador se moviera. En el minuto 90´ el árbitro pitaría el final del partido, haciendo que la novena edición del CCM se quedara en casa. 

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO