Oda al cine: Crónica Festival Internacional de San Sebastián 2018


14 Oct
14Oct

Oda al cine español

El Festival de San Sebastián cierra sus puertas en su 66 edición

Alfonso de la Rocha – @alfondelarocha

En el momento en el que pusimos un pie en San Sebastián, el día 20 de septiembre, y tras observar el imponente Kursaal, iluminado con las iniciales SSIFF (San Sebastián International Film Festival), sabíamos que esto se trataba de algo grande, y no nos equivocamos.

Sensaciones

El festival de san Sebastián es todo un viaje, una aventura de diez días que te permite conocer historias, y épocas, increíbles: Un día puedes transportarte en el tiempo para vivir en la España franquista, otro día puedes hacer un recorrido a través de la historia de Cuba, vivir en primera persona como fue la llegada del hombre a la luna o adentrarte en los entresijos más secretos de la corrupción política en España.

Todas y cada una de las películas te atrapan, hacen que formes parte de ellas y que vivas historias que, en ocasiones, pueden llegar a escaparse del razonamiento humano.

Pero lo mejor del festival no está en estas películas, calculadas al milímetro, y que tienen detrás horas y horas de duro trabajo; no. La mejor parte es que, al acabar la película y volver al mundo real, puedes hablar con los directores, los productores, los actores y las actrices que han llevado a cabo este apasionante y arrebatador trabajo. En esto consiste el festival de cine de San Sebastián: un mundo de creadores, cineastas y arquitectos de historias del mundo audiovisual, que te cuentan de primera mano cada proceso, cada día de rodaje y hasta cuanta financiación se ha requerido para llevar a cabo estos proyectos.

El día a día

Durante esta semana, especialmente larga, hemos podido ver de todo: Llegadas de los actores más influyentes del mundo, numerosos photocalls con los que reírte hasta la saciedad, momentos únicos en cada alfombra roja, cada rueda de prensa…

Si empezamos por la presencia internacional de actores y películas en el festival, tenemos que decir que el SSIFF se encuentra entre los diez festivales más influyentes del mundo, compartiendo lista con fiestas del cine como: Venecia (Italia), Cannes (Francia), Berlín (Alemania), Toronto (Canadá)…

Muestra de esta importancia, a nivel mundial, en este festival, son las personalidades que se han concentrado: Nombres como Bradley Cooper (A Star is born), Timothée Chalamet (Beautiful boy), Judi Dench y Dani Devito (premiados con el premio Donostia), Chris Hemsworth (Bad Times at the Royal) o Ryan Gosling (First man), han pisado nuestra alfombra roja, para presentar sus películas, y se han sometido a las entrevistas, y preguntas, de nuestra prensa local e internacional.

En cuanto a las películas que se han proyectado, en las Salas del Kursaal, del teatro Principal, del Teatro María Eugenia, y otros puntos clave de deleite cinematográfico; nos encontramos de nuevo una asombrosa presencia extranjera.

En las 13 secciones que componen el festival (Sección Oficial, Premio Donostia, Nuevos Directores, Horizontes Latinos, Tabakalera, Perlak, Culinary Cinema, Zinemira, Nest Film Students, Made In Spain, Velódromo, Cine Infantil y Retrospectiva Muriel Box), se encuentran más de 190 películas de, prácticamente, todos los países del mundo (China, Japón, Corea del Sur, Rusia, Polonia, Líbano, Irán, México, Brasil, Uruguay etc.). Haciendo que la presencia de traductores e intérpretes fuera de obligado cumplimiento, dada la variedad y riqueza que transitaba por la ciudad donostiarra.

Premiados

A medida que los días transcurrían, a velocidad de vértigo, se sucedían también las ruedas de prensa, las proyecciones…  llegando así al último día (30 de septiembre), donde tuvo lugar la gala de clausura, con la ceremonia de los premiados incluida. Una velada amena, agradable y que, como cada año, dejaba ciertas sorpresas. Los premiados fueron:


  • Concha de Oro: Entre dos aguas de Isaki Lacuesta.

  • Premio especial del jurado: Alpha, The Right To Kill de Brillante Mendoza.

  • Concha de Plata al mejor director: Benjamín Naishtat por Rojo.

  • Concha de Plata al mejor actor: Darío Grandinetti por Rojo.

  • Concha de Plata a la mejor actriz: Pia Tjelta Blind Spot.

  • Premio del jurado a la mejor fotografía: Pedro Sotero por Rojo.

  • Premio del jurado al mejor guion: Jean-Claude Carrière y Louis Garrel por L’Homme fidèle y Paul Laverty por Yuli’.

  • Premio Kutxa – Nuevos Directores: Jesus de Hiroshi Okuyama.

  • Premio Horizontes: Familia Sumergida de María Alché.

  • Premios Donostia: Hirokazu Koreeda, Danny DeVito, Judi Dench

En definitiva, una auténtica oda al cine español, con una asombrosa presencia mundial, y que coloca a San Sebastián, y a España, en el pico más alto del Cine. Nos vemos el año que viene.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO