Real Madrid - AC Milán: Buen juego, posesión y grandes sensaciones


El Real Madrid gana su trofeo número veintiocho con un juego que ilusiona a la afición.

El Real Madrid se disponía a jugar la XXXIX edición del trofeo Santiago Bernabéu contra el AC Milán, un rival que ya sabe lo que es disputar este trofeo, y que, de hecho, lo ha ganado hasta en 2 ocasiones.

Primeros minutos de infarto

Un Bernabéu sin completar aforo (unas 54.300 personas), con una afición compuesta por, niños y familias principalmente, como suele pasar en este tipo de partidos; esperaba un partido intenso y con acciones ofensivas desde el principio, y eso fue lo que obtuvieron.

En la primera jugada de ataque merengue, Carvajal pisa área, y pone un cetro medido a la cabeza de Benzema, el Madrid se adelantaba en el minuto dos de encuentro.

Pero el partido no se calmaría, y el Milán sabría sobreponerse. En la siguiente jugada, un minuto después del tempranero gol de Benzema, Higuain haría subir el empate al marcador en un disparo largo desde la frontal del área, tras una jugada individual.

Tras este arreón de jugadas y de goles en los primeros minutos, el partido se pausó, el Madrid se hizo con la posesión y comenzó a triangular. Con Benzema e Isco como principales conductores del juego blanco.

A pesar de esto, el Milán seguía protagonizando llegadas puntuales, por medio de las bandas, Borini y Suso, que en más de una ocasión complicaron a la zaga merengue, e hicieron que Keylor interviniera, con gran acierto.

Justo antes de que el árbitro pitara el final del descanso, Gareth Bale demostró que puede tomar las riendas de este real Madrid y, con algo de fortuna, logro batir a Donnarumma para poner a los blancos por delante en el marcador.

Daba comienzo la segunda parte y comenzaban los primeros movimientos del banquillo, de cara a la supercopa de España el próximo día 15 contra el Atlético de Madrid, Nacho, Ceballos, Varane y Kroos saltaban al campo.

El partido continuo en la línea que se veía antes del gol de Gareth. Posesión para los de Julen sin grandes complicaciones en defensa, y con jugadas elaboradas, pero sin gran explosividad en ataque.

En el minuto 30 de la segunda mitad, Julen da entrada a 7 futbolistas, les tocaba saltar al campo a los futbolistas que disfrutarán de menos minutos este año, como son Lunin, Mayoral o Vinicius; algunos canteros como Sergio López o Valverde; y de otros más consolidados en el equipo, como fueron Lucas Vázquez o Luka Modric; este último recibiendo el calor del público en una gran ovación.

Cuando parecía que el resultado estaba decidido, Modric lidera una contra que le permite presentarse en un mano a mano con Donnarumma. El italiano, tras una gran parada, no puede evitar que Borja Mayoral marque el 3-1 definitivo, que le daba la victoria número veintiocho, de este trofeo Santiago Bernabéu al Real Madrid


ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO